Hispanopedia:Verificabilidad

De Hispanopedia
(Redirigido desde «WP:VER»)

Todos las páginas de Hispanopedia deben tener referencias fiables para que los lectores puedan comprobar la exactitud, precisión y neutralidad del artículo, y buscar más información sobre el tema.

Fuentes primarias

En términos generales, pueden distinguirse dos clases de textos en la difusión del conocimiento:

  • Fuentes primarias: textos que presentan por primera vez hallazgos científicos o históricos —como observaciones de laboratorio, transcripciones de experimentos, investigaciones realizadas mediante trabajo de campo, encuestas, censos, transcripciones jurídicas, documentos de época— o que ofrece por primera vez una interpretación teórica de estos hallazgos, incrementando o reestructurando los conocimientos sobre un saber.
  • Textos que exponen de manera más o menos sistemática lo que se presenta y desarrolla en las fuentes primarias. Por ejemplo: enciclopedias, libros de texto, manuales, etc.

Por ello, todos las páginas de Hispanopedia deben detallar las fuentes consultadas en la confección del mismo; gracias a ellas, es posible asegurarse de que existe un respaldo respetable para las afirmaciones vertidas en ellos, y disipar las dudas que puedan existir acerca del sesgo que pueda tener. La reproducción cuidadosa de los puntos de vista y las apreciaciones de las fuentes expertas constituyen el modelo que garantiza la seriedad de una enciclopedia.

Referencias

Proporcionar referencias permite:

  • Comprobar fácilmente la exactitud y precisión del artículo. Todo redactor de un buen artículo sabe que encontrar referencias precisas para una afirmación o teoría no siempre es fácil, y muchas veces hacerlo lleva tiempo y trabajo considerables. Al indicar exactamente cuál es la fuente que has empleado, permites que editores y lectores subsiguientes sepan exactamente dónde dirigirse para verificar que el contenido del artículo se corresponde con las fuentes originales.
  • Garantizar la fiabilidad del contenido del artículo. Sin importar el valor que pueda tener una contribución original a Hispanopedia, la comunidad de editores no puede poner en marcha el proceso de revisión, cotejo y evaluación del que las fuentes primarias disponen para reconocer el valor de los nuevos aportes a una disciplina. La única manera que tenemos de evaluarlos es remitiéndonos al consenso de los expertos sobre el tema; si la fuente con la que nos hemos informado es fiable, tenemos garantía de que la información está a la altura de lo que una enciclopedia debe publicar.
  • Asegurarse de que el contenido del artículo no represente únicamente la opinión personal del autor. Sin importar las creencias y convicciones personales de cada uno de los editores, si el material se remite a una evaluación externa, Hispanopedia cumple con el principio enciclopédico de reproducir objetivamente el estado del conocimiento.
  • Disponer de recursos adicionales para el editor o lector interesado. Al incluir una selección de fuentes, quien desee ampliar el artículo tiene una buena idea de qué tipo de material es apropiado, y dónde dirigirse a por más.

Si sabes lo suficiente de un tema como para poder escribir de memoria sobre él, aun en ese caso, lo ideal es que compruebes los datos contra la fuente antes de hacer el añadido y que lo dejes claramente documentado. Aunque a ti te resulte muy fácil identificar las referencias correctas, la idea es que todos los lectores puedan encontrarlas sin tener que consultarlo contigo en tu propia página.


Se deben dar referencias al agregar contenido, siguiendo estas pautas:

  • Cita la fuente de la que has obtenido la información cuando amplíes un artículo. Puedes hacer excepciones en el caso de datos muy generales o de conocimiento público, pero a medida que Hispanopedia va creciendo esos casos son cada vez más raros, y la necesidad de documentar cada añadido es mayor.
  • Emplea un formato estándar para las referencias, si sabes cómo hacerlo (véase cómo citar para un manual completo). Si no te es posible hacerlo, incluye toda la información relativa a la fuente para que algún otro editor pueda dar formato a la cita; como mínimo, es imprescindible saber el autor y el título de la publicación, pero también pueden ser de gran ayuda datos como la fecha, número de página y la editorial.
  • Evita a toda costa las formulaciones impersonales, como «algunos autores», «hay quien dice» o «se ha dicho»; lo correcto es:
    • identificar expresamente quien ha sostenido esa postura, y
    • proporcionar medios para poder constatarlo con sus propias afirmaciones.

Véase también